lunes, 30 de noviembre de 2009

mi historia: latidos del corazon



perdonen la imagen
no tenia nada que hacer
asi que pense
porque no cagar una buena imagen??


jeje

aca EL CAPITULO 5:


CAPITULO QUINTO: FUEGO

Demasiadas emociones.

Todo es fuego, si creía que antes era estar en el paraíso. Ahora estoy en el infierno.

Alexander me estuvo besando y acariciando partes que no recuerdo haber tenido.

Lentamente me quita de la playera, esta casi tan ansioso como yo.

-Cat esta es tu última oportunidad dime no y me detendré

-no. Sigue. Si. así. Oh- el metió uno de sus dedos por mi pantalón y comienza a acariciar mis labios, que están húmedos y calientes esperando ansiosos sus caricias.

De repente el rasgo mis pantalones y todo se convirtió en algo primario, animal.

Rompí sus ropas con fiereza y una sensualidad que me sorprendió.

El pareció sorprenderse también pero contesto de buena gana

-Alex Oh Alex si así

Solté un jadeo entrecortado que salió desde el centro mismo de mi cuerpo.

-Cat cat vamos si

El me coloco en la cama y con cuidado me coloco unas almohadas en mi espalda para poder entrar con mayor profundidad.

-¿aun eres virgen?-pregunto con un gemido.

-no lo sé- era frustrante no poder recordar algo tan importante

-seré dulce-prometió y yo le creí

Con un movimiento mas me penetro, jadié con sorpresa eso dolió, dolió mucho.

-lo santo, lo santo.

Me sostuvo en brazos y se movió lentamente hacia dentro, mi interior protesto ligeramente por el sentimiento de invasión. Pero cuando Alex me beso, olvide ese sentimiento.

Lentamente se deslizo hacia afuera, luego hacia adentro. Se sentía genial. Absolutamente genial.

Me tomo de las caderas y yo abrí las piernas todo lo que pude.

-déjate llevar Cat, disfruta.

Le hice caso y me olvide de todo y comenzó a moverme a su ritmo lento y profundo.

Sentirlo dentro de mi me hizo sentir poderosa

Deslice mi lengua por su cuello y…

…!lo mordí!

Me quite sorprendida y asqueada

¿Qué acababa de hacer?

Cuando mire a los ojos de Alexander me invadió el horror ¡tenia los ojos rojos! Ya no eran azules.

Y en sus labios podía ver dos caninos profundamente afilados

-Aaah

Un grito salió de mi boca

-Shhh, Cat no pasa nada somos vampiros ¿recuerdas?

-si…sii. Pero TE MORDI

Hablaba casi a gritos

-esa ración es normal, cuando muy un nivel de excitación mayor, o de mucha hambre los colmillos salen.

Ahora estaba avergonzada ¿Cómo es que no pensé en eso?

Vale es una pregunta retorica.

Una sonrisa lenta surco mis labios.

Me moví hacia atrás exponiendo mi cuello, quería hacerlo. Iba a hacerlo.

-muérdeme- susurre con voz ronca.

Sin pararse a pensar Alexander se inclino y mordió mu cuello, a la vez que penetraba duramente en mi.

-ohhh

Se sentía demasiado bien, su boca succionaba lentamente pero se movía duramente hacia mi interior.

Envolví mis piernas en su trasero, mientras gemidos de éxtasis salían de mi boca.

Cuando creí que iba a morir de placer me corrí, grite hasta quedar ronca y la sed de sangre me inundo.

Alex había parado de chupar mi sangre y sin darle tiempo de venirlo ver unid mis dientes en su yugular el grito de él me incito a chupar su sangre.

Un dulce sabor corrió por mi garganta sabia mejor que cualquier dulce que había probado jamas.

Cuando separe mis colmillos de él. Ambos gritamos.

Continuamos haciendo el amor, chupándonos y lamiéndonos por todo el cuerpo,

Alex se separo de mi, su miembro se separo de dentro mío.

Un gemido de protesta salió de mi garganta

Sonrió mientras inclinaba su cabeza a mi entrepierna, ahí fue cuando me di cuenta de sus intenciones,

Su lengua entro en mi atormentándome con olas de éxtasis.

Chupo y mordisqueo en mi entrepierna,

Me corrí tantas veces que ya no recuerdo cuantas veces fueron.

Lo hicimos en tantas posiciones, que supe sin dudarlo que no me podría mover después.

Cuando no pudimos mas, continuamos besándonos hasta que el sueño venció.




No hay comentarios: