martes, 24 de noviembre de 2009

mi historia: latidos del corazon

advertencia:
este capitulo puede perbertir mentes
xD jeje.


Capitulo cuatro: un trato es un trato.

(Alexander)

Sé que no debí de besarla ya que soy su maestro y por Charlotte, pero me pareció irresistible tan dulce y desconsolada que no pude parar.

-tenemos que hablar-no había podido hablar con ella antes porque Charlotte me armo una escena en el pasillo, que porque “la engaña por una chica plana y sin memoria”

Ella parecía estar demasiado rígida

le puse una mano por la espalda para tratar de calmarla pero solo empeoro su rigidez a tal punto que por un momento creí que podría hacerse daño

-bien hablemos-sus palabras eran duras pero en sus ojos había tristeza

La conduje hacia un corredor secundario no queriendo cruzarme con Charlotte y que aun no nos hemos reconciliado

Subimos por unas escaleras que conducen hacia mi habitación, mientras prometía no tocarla

Le abrí la puerta moviendo la mano para indicarle que pasara primero

Dudo solo un segundo antes de pasar.

-Mmm…lindo cuarto

-gracias-no supe si lo decía de verdad o no pero a mí me educaron para dar las gracias.

-¿Qué…?

No dije mas me lo merecía.

Mientras estaba distraído escuche el sonido susurrante de algo que se acercaba me moví tratando de esquivarlo pero resulto ser la mano de Catherine que cruzo mi mejilla de una bofetada

-te lo mereces ¿Cómo diablos se te ocurre besuquearte con migo mientras tenias a tu “cariño”?

No me pareció lo mas sensato decirle que ella fue la que me beso, ya que me ganaría una nueva bofetada. Si somos mas resistentes de los humanos pero aun sentimos dolor y la mano de Catherine es fuerte.

-yo…lo siento sé que no debí de haberme aprovechado de la situación

-no no debiste

-podría volver a hacerlo

-¡tu…!

A pesar de que trataba de ser dura sentí como se iba acalorando, tanto como puede hacerlo un no-muerto.

-es la verdad

-no me importa

-bien que te parece si te hago una promesa

Eso pareció interesarle

-¿de que tipo?

Trate de escoger las palabras con cuidado

-prometo no ponerte una mano en sima si tu no me la pones antes. De cualquier tipo si pierdes tendrás que besarme.

-vale

Le tendí la mano y la tomo sin dudarlo

Cuando trato de quitarla no se lo permití

-un trato es un trato

-¿Qué? Me engañaste

-no. Hice una apuesta y la perdiste

-¡es lo mismo!

-bésame

No espere su respuesta la atrae hacia mí.

Comencé a besarla lentamente provocándola se mostro recia hasta que separe mis labios de los suyos y lamí su oreja

Escuche un suave gemido que tome como rendición.

La puse contra la puerta con brusquedad, metí una rodilla entre sus muslos y bese su boca. Metí mi lengua hasta tocar la suya después la saque lentamente, la volví a meter y a sacar. Pensando en que otra cosa me gustaría meter dentro de ella.

Ella parecía sumisa pero de repente pareció salir el huracán dentro de ella porque comenzó a besarme con mas intensidad y cuando metí mi lengua en su boca de nuevo ella la atrapo con sus labios y la succiono. Puse mis manos en la pared a ambos lados de su cuello y con mis caderas busque las suyas

Quería mas lo quería todo

Cat subió una pierna y la enrollo en mi cintura

-espero que me digas que si

-solo dijiste un beso-su voz era jadeante

-quiero que te retuerzas debajo mío, que grites mi nombre hasta que te quedes ronca, que susurres cuanto me deseas. Que enredes tus piernas en mi cintura, quiero que tus pechos se pongan rojos, rojos por tanto haberlos besado… ¿te negaras Cat?

Mientras hablaba iba besando el cuello de Catherine poco a poco hacia abajo. Incitándola a continuar

-no yo…no podría negarme

Con un gemido de rendición la cargue hasta depositarla en la cama.

No hay comentarios: